miércoles, 26 de mayo de 2010

Biografía de un gran educador: Julio César García Valencia

Esta biografía lo hice cuando estudiaba en décimo grado de bachillerato del Liceo Julio César García de la Universidad La Gran Colombia, cuando en eso entonces el Liceo cumplía sus 40 años y la Universidad sus 50 años y me atreví en realziar una biografía de este gran educador, teniendo en cuenta lo que averigüé en libros, revistas y notas entre comienzos y mitad del siglo XX en la Biblioteca Luis Ángel Arango:


Era el día 7 de agosto de 1894, día de la Batalla de Boyacá, en el departamento de Antioquia, en un municipio llamado Fredonia, de un hogar conformado por padres paisas, nació un ilustre personaje de la educación colombiana, el doctor Julio César García Valencia, hermano del periodista y escritor Abel García Valencia.

Julio César García fué un hombre ilustre, ecuánime, manso de voluntad iquebrantable para el bien y luchador de ideas. Además, tuvo virtudes  y excelencias de un gran señor, tales como su culto a la amistad, fué el tipo de amigo incomparable.


Hizo sus estudios en el colegio de San José de Marinilla. Fué desde muy joven un eminente literato e historiador, que al paso del tiempo ganaba condecoraciones. Adolescente apenas, llegó al Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, donde su carácter se templó en las severas enseñanzas clásicas recogidas de los labios de doctos profesores y al aliento vivificante de aquellos sabios y mártires de le época heróica de la Independencia como Torres, Caldas, u otros. Su afición a la historia nació de la meditación y ejemplo de esas magnas personalidades. Cuando dió pruebas de su vocación se impuso la sagrada misión de llevar a sus compatriotas los hechos y enseñanzas que nos dejaron los próceres. García se propuso en sus textos, discursos y ensayos, interesar y sobre todo elevar el alma juvenil, sustentar las tesis sociales y políticas que conformaron su ideología. Recibió en el Rosario el grado en filosofía y letras el 6 de mayo de 1918. Su profesión ha sido la de profesor de historia, especialmente de Antioquia y de colombia por más de 40 años; también fué periodista y director de varios periódicos y revistas; ha sido humanista, literato y escritor.


Para el Doctor García, como profesor le han abierto las puertas en la Universidad de Antioquia donde fué campo, por muchos años, de la labor fecunda que ejerció, sobre todo, la vocación de su magisterio y donde aportaba a la estructura educacional en Antioquia. La cátedra era el campo natural de su intelecto, de su voluntad, que dignificó a la patria en esas tareas augustas. Bajo su deligente cuidado, veía crecer y relizar una patria de serenas altiveces, de indómita voluntad encauzada sobre postulados que sabían honrar, de visión no ofuscada por escarceos de reveldías inútiles.


Mucho le debe la educación colombiana a Julio César García. Fué por más de 40 años profesor de Historia de Colombia en las universidades de Antioquia y Nacional principalmente. Dicha historia la conocía en todos sus detalles y valoraba cada uno de éstos con criterio recto y equilibrado. dueño de un estilo vital, de elegante sobriedad y dinámica, el Doctor García aprestigió los labores de la cátedra con una visión histórica y amante del patrimonio de su región natal, se dió a estudiar y divulgar su romanticismo que recortaran o deaviaran la serena contemplación de los hechos. Por eso usaba un principio filosófico que grabaría como con clavos de oro en la mente de los estudiantes: "Váis a ser excelentes profesionales. Excelente. Pero recordad que la profesión más bella y la más difícil, es la profesión de ser hombres", de ese principionació sus postulados que llevarían el reto de la Universidas La Gran Colombia para acatarlo.


Como escritor, ha publicado obras reconocidos ye stables en la educación colombiana, como son: "De Nuestra Alma Universidad", "La Sociedad de San Vicente de Paúl de Medellín", "Historia de la Instrucción Pública de Medellín", obra notable que ha recibido aplausos de hombres insignes como Marco Fidel Suárez, que durante su mandato presidencial, reconoció y honró dicha tesis, reconociendo mediente la carta del día 3 de mayo de 1918 a la Rectoría del Coelgio Mayor de Nuestra Señora del Rosario. Otras obras importantes han sido: "Antioquia por María", " Los Primitivos", "Historia de Colombia", "Bocetos Biográficos de los Rectores de la Universidad de Antioquia", entre otros.


Como periodista, ha publicado muchos artículos impresos en: "Revista del Colegio del Rosario", "Gaceta Republicana", "El Universitario" y "La República" en Bogotá; "El Colombiano" y "Revista de la Universidad de Antioquia" en Medellín; "Horizontes" de Bucaramanga; "La Voz" y "El Avance" de Fredonia; y la revista "Colombia". En 1917, dirigió "El Orden" y "El Universitario", periódicos que respaldaban la candidatura presidencial de Marco Fidel Suárez, y "El Colombiano", una de las empresas periodísticas más sólidas de Antioquia, donde demostróen los magníficos editoriales; dirigió campañas políticas, ha conseguido poner a "El Colombiano" a la altura de las mejores de Colombia; durante ese tiempo, el doctor García era un periodista brillante, escribió siempre con la verdad, proque amó el periódico como misión y nunca escribió como "periodista de alquiler". García era un escritor costizo, que enlazaba las cláusulas con una habilidad prodigiosa, un escritor de vigorosa personalidad, tanto su modo de pensar, como en su modo claro, sencillo y macizo en escribir.


Julio César García asumió como rector de las Universidades de Antioquia y Nacional; fué diputado de la Asamblea de Antioquia entre 1919 y 1920, secretariod el mismo entre 1922 y 1924, representante ante el Congreso de la República entre 1921 y 1922; también fué miembro de la Academia Antioqueña de Historia, donde dirigió algunos números del "Repertorio histórico". También fué el primer presidente de la "Congregación Mariana" y uno de los fundadores de "La Defensa". Lo mismo fué secretario del Consejo Nacional de Educación, donde fué admirado por don Agustín Nieto Caballero por las "actas maestras, donde recoge el pensamiento de los expositores, agregando también sus pensamientos, y cada acta resultaba una exposición sapientísima". cuendo estuvo en Bogotá, quiso fundar la primera universidad nocturna en Colombia, que facilite una educación a los jóvenes con menos recursos, planteando sus postulados que serán fundamentales para un futuro venidero. Por ello, el día 24 de mayo de 1951, día de María Auxiliadora y de la Batalla de Pichincha, fué el día apropiado para que fundara la Universidad La Gran Colombia.


Ahí está Julio César García, un hombre noble, generoso, leal y con un sentido de la elegencia espiritual que él sólo sabía tener: embellecer lo de los demás, y sonreído y bondadoso, no esperar nunca recompensa.


Julio César García deja de existir, en el despacho de rectoría de la misma universidad en donde fundó en Bogotá, el día 15 de junio de 1959; al día siguiente, el Presidente de la República, Alberto Lleras Camargo, junto con el Ministro de Educación Nacional, Abel Naranjo Villegas, mediante el decreto número 1675, honra la memoria de este ilustrísimo educador y lamenta su desaparición y despedida.


Estos párrafos no satisfacen el tributo que debemos al amigo incomparable. Es una mínima contribución a una de las más explícitas demostraciones de hombre de estudio y de vocación docente. Julio César García jamás se acongojó ni puso el ceño adusto. Conocía lo frágil de la existencia y sabía que la muerte nos asecha en cualquier encrucijada y por eso cumplió su deber. Fué una vida dedicada al bien y a practicar el amor el prójimo. Dos años después de su muerte, la Honorable Conciliatura de la Universidad La Gran Colombia le rindió un homenaje, creando un colegio de bachillerato que llevaría sus metas, postulados y pensamientos, bautizando con el nombre de: Liceo Julio César García.

Si quieren saber sobre la Universidad La Gran Colombia, pueden visitar en el link de la página oficial: http://www.ugc.edu.co/

No hay comentarios: