lunes, 3 de marzo de 2008

NOS CONSUMIMOS EL ODIO TRISTEMENTE

Estoy bastantemente triste, y a la vez, muy temeroso, por la situación actual en que estamos viviendo los colombianos con los venezolanos y con los ecuatorianos (y posiblemente con los nicaragüenses). Es increíble que en medio de tantas mentiras no haya una clara y nítida verdad que nos lleva a un común acuerdo y a una búsqueda por la verdadera paz que aun queremos y anhelamos.
Tantas versiones, tantos malos entendidos y tantos chismes nos están llevando a todos, sin excepción, a consumir odios, envidias, rencores, indiferencias, intolerancias e irrespetos hacia nuestros gobiernos actuales, hacia la misma guerrilla y hacia cualquier persona quien intenta conseguir algo bueno y positivo en la búsqueda de nuestra paz.
Veo que las acciones de los presidentes: Hugo Chávez de Venezuela, Rafael Correa de Ecuador y Daniel Ortega de Nicaragua; son el reflejo de su intima amistad con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y a la vez su alto grado de odio y rencor con el presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, ese mismo odio que hoy día los están consumando a los presidentes de los tres países vecinos de Colombia y que posiblemente, por convicción de las FARC, van hacer locuras similares a personajes históricos como Hitler, Napoleón y Nerón, y lo llevan a declarar una posible guerra contra Colombia y a favor de la guerrilla de las FARC, del cual podían involucrarse otros países que posiblemente van a colaborar a Colombia, como son los Estados Unidos.
Pregunto: ¿Por qué Hugo Chávez no cumplió verdaderamente con el papel de un verdadero mediador para un famoso Acuerdo Humanitario en Colombia? ¿Por que no pudieron Hugo Chávez, Rafael Correa y Daniel Ortega en ser neutrales e imparciales verdaderamente en la búsqueda por la paz, sino que se meten en los asuntos internos de Colombia, se inclinan ante las pretensiones de la guerrilla de las FARC y declarar como enemigo al gobierno colombiano de Álvaro Uribe?
Ahora, reconozco que soy uribista (pero moderado, no al exceso) y reconozco también el esfuerzo del gobierno colombiano en mejorar a nuestra patria colombiana en todos los aspectos, sin embargo veo que el gobierno del presidente Álvaro Uribe hoy día esta cometiendo errores graves, de los cuales hubieron protestas y acusaciones desde cualquier lado sobre esos errores, pero también no han podido encontrar la paz, a pesar del éxito actual de la política de Seguridad Democrática, en los cuales acorrala y desmantela de poquito a poquito a la guerrilla de las FARC. Las formulas presentadas por el gobierno colombiano para buscar el Acuerdo Humanitario y encontrar la paz son totalmente rechazados a simple vista por la guerrilla de las FARC y sus simpatizantes (lo mismo lo hicieron las FARC al gobierno colombiano y no paso nada), calificando al gobierno de Álvaro Uribe como un gobierno mentiroso, paramilitar, narcotraficante, fascista, asesino, corrupto, desplazados de campesinos, deshonesto, injusto y desleal. Eso me tiene aterrado y confundido, porque definitivamente no se en quien creerle (ya que como dijo alguien, en estos momentos no se puede confiar de nadie) al gobierno colombiano y sus seguidores, o a sus opositores, entre ellos movimientos juveniles, movimientos comunistas, uno que otro del Partido Liberal, varios del Polo Democrático, los campesinos desplazados, la misma guerrilla de las FARC, varios sindicatos y hasta los familiares de los pobres y desamparados secuestrados (mas especialmente los familiares y amigos de Ingrid Betancourt).
Y que tristeza por la guerrilla de las FARC, que definitivamente en vez de crearse para defender al pueblo colombiano, al paso del tiempo se deja llevarse por la forma de hacer terrorismo (aunque ellos y sus amigos gobiernos de Venezuela, Ecuador y Nicaragua digan lo contrario) por la forma de secuestrar a personas inocentes y la forma de hacer narcotráfico, lo consumen de ello para pasarse de ser unos guerrilleros insurgentes a terroristas anarquistas, con sus ideas bolivarianas (que al final y a cuentas son simplemente comunistas, leninistas y marxistas, y que no tienen nada que ver con las verdaderas ideas del Libertador Simón Bolívar).
Definitivamente este conflicto interno colombiano se internacionalizo y se puede convertirse en una guerra internacional, ya que las FARC esta consiguiendo el respaldo no solo político, sino militar de los gobiernos de Venezuela, Nicaragua y Ecuador, para presionar a cualquier costa al gobierno colombiano para conseguir una paz a la manera de las FARC y acabar con la soberanía del pueblo colombiano y someter a Colombia como una dependencia de un imperialismo chavista.
Lo único que les digo y les pido el inmenso favor a todo el mundo es que busquemos la forma para tranquilizar a todos ellos, busquemos la manera para que no se explote una guerra internacional y posiblemente mundial, y convencer con formulas sanas ante el gobierno colombiano y ante la guerrilla de las FARC para que ellos se arrepientan de lo que están haciendo, reflexionen de corazón y dejen de pelearse por algo histórico tan pendejo, tan infantil, tan inservible; y vean lo que queremos verdaderamente los colombianos que es la paz, la tolerancia, el respeto, la solidaridad y la prosperidad que tanto queremos y anhelamos.

No hay comentarios: