sábado, 19 de febrero de 2011

Noticia: Reproductor Blu:sens T60

Desde My Computer publicane sta noticia:

Reproductor Blu:sens T60

Blu:sens es uno de los actores más conocidos dentro del panorama español de reproductores multimedia. Hoy os presentamos el análisis del remozado T60, un completo centro multimedia que incluye además un sintonizador TDT de alta definición y un PVR con el que gestionar todas nuestras grabaciones. Con un disco duro interno de 1,5 Tbyte y un diseño externo impecable, intentaremos averigurar qué puede ofrecernos un reproductor que quiere convertirse en nuestro centro de ocio digital.
Blue Sens T 60
El Blu:Sens T60 que llega a nuestra redacción es una actualización del modelo que la firma gallega presentó hace casi un año. Frente a los 500 Gbytes que ofrecía el modelo original, la nueva versión nos ofrece nada menos que 1,5 Tbytes espacio más que suficiente no sólo para almacenar todos nuestros archivos multimedia durante una buena temporada, sino para gestionar nuestras grabaciones de la TDT sin miedo a quedarnos de repente sin espacio libre disponible.

No obstante, el dispositivo que hoy os presentamos no solo destaca por su gran capacidad de almacenamiento, sino por su conectitividad. Así, junto al disco duro interno de 1,5 Tbytes que mencionábamos antes, el T60 incorpora nada menos que dos puertos USB 2.0, una ranura para tarjetas de memoria SD/MMC, salida HDMI y las tradicionales salidas de audio/vídeo por componentes necesarias cuando no disponemos de un televisor moderno.

Quizá en este apartado echamos de menos la inclusión de una conexión Ethernet (o incluso Wi-Fi) pero entendemos que el producto que nos ofrece Blu:Sens está sobre todo enfocado a actuar como PVR, siendo el centro multimedia un “extra” con el cual completar nuestra experiencia frente a la pequeña pantalla.

Unboxing

Lo primero que llama la atención del T-60 es la calidad de los materiales con los que está construido. Fabricado en acero negro pulido, el que promete convertirse en el nuevo centro de ocio de nuestro hogar ofrece un diseño más que elegante, apostando por curvas suaves y un panel frontal minimalista pensado para que el dispositivo pueda pasar por un elemento más de la decoración de nuestro salón.

Junto al reproductor propiamente dicho, Blu:sens pone a nuestra disposición todos los cables imaginables que podemos necesitar para empezar a disfrutar de nuestro reproductor desde el primer momento, incluido el cable HDMI, lo cual es un detalle de valor en el que no suelen “reparar"  la mayoría de los fabricantes que prefieren que seamos nosotros los que adquiramos este cable en concreto por nuestra cuenta.

El conjunto se completa con un mando que, desafortunadamente no está en consonancia con la calidad externa del reproductor multimedia. Como en otros productos analizados en nuestro laboratorio, descubrimos un accesorio poco afortunado desde el punto de vista estético, y como veremos más adelante, incómodo de utilizar, no sólo desde el punto de vista ergonómico, sino también desde el tecnológico, ofreciendo tiempos de respuesta pobres y una sincronización con el dispositivo principal, más que discutible.
Blu Sens T 60
Configuración e interfaz de usuario

Lo primero que llama la atención cuando intentamos utilizar por primera vez el T60, es que su disco duro interno viene sin formato. Tal y como se nos explica en el manual que acompaña al dispositivo, “si es la primera vez que utiliza el disco duro éste necesitará ser inicializado y formateado a través de un PC”.

Este detalle, que seguramente puede no suponer un gran inconveniente para muchos usuarios, no será precisamente del gusto de muchos otros, que se verán obligados a lidiar con el panel de control de Windows (en XP, ya que en Windows 7 parece no ser necesario este proceso), ejecutar un asistente que inicialice el disco y crear una partición NFTS para poder comenzar a grabar en ella sus archivos multimedia. Esto naturalmente complica aún más las cosas a los usuarios de Mac OS X y GNU/Linux que si bien podrían encontrar métodos alternativos para inicializar el disco, estos no se explican en el manual, ni se hace ninguna referencia a este aspecto en el embalaje exterior.

Una vez configurado nuestro disco y tras conectarlo a nuestro televisor, se muestra en la pantalla la interfaz gráfica de nuestro flamante nuevo reproductor. Sobre un fondo negro se nos muestran las opciones posibles para acceder a nuestros archivos: Fotos, Música, Películas, Ajustes, Explorador, TDT y grabaciones.

En cuanto comenzamos a navegar por los menús y las opciones del T60 comienza a nacer en nosotros un cierta sensación de decepción. El diseño de la interfaz de usuario es, digámoslo suavemente, bastante pobre y nos cuesta entender cómo una firma que quiere convertirse en un referente dentro del panorama de la electrónica de consumo en nuestro país, no se ha tomado la molestia de apostar por un diseño digno para los menús, las transiciones, las tipografías, los colores o los iconos de un producto que a nivel hardware cumple con unas especificaciones envidiables.

Evidentemente, no estamos reclamando a Blu:sens que invierta los millones de dólares que puede permitirse una empresa como Apple en diseño, pero sí creemos que es justo reclamar al menos un diseño amigable, que sea fácil de leer, que los menús no lleven a confusiones y en el que sepamos desde el primer momento en qué parte nos encontramos. Creemos que este es uno de los puntos en los que la firma gallega tiene que esforzarse más por mejorar y estamos seguros de que cuando será capaz de proyectar una imagen de mayor calidad.
Para ver completo esta noticia, hagan click en este link: http://muycomputer.com/Laboratorio/Analisis/Reproductor-Blusens-T60/_4IWKHvaY5EM5_zNjlBB3tpLwZwd6KKpUpUZfFQ8Zgmp4Kpi2sZqNDzJ2U86iUFzO

No hay comentarios: