sábado, 15 de enero de 2011

Noticia: En la lucha contra la pólvora seguimos perdiendo

Desde El Universal de Colombia publican esta noticia:

En la lucha contra la pólvora seguimos perdiendo

Mientras la mayoría de los niños destapaban los regalos que tanto esperaron para esta Navidad, la sombra de la muerte se posó sobre los hogares de tres familias en Antioquia, Norte de Santander y Putumayo, apagando la vida de dos pequeños, uno de cinco años y otro de 13, y de un adulto.Asimismo, los festejos se terminaron abruptamente para 530 familias a lo largo del territorio colombiano, según las cifras del Ministerio de la Protección Social, que dieron cuenta de 259 menores y 271 adultos lesionados con pólvora entre diciembre de 2010 y el 06 de enero de 2011. En el 2005, el total de afectados fue de 737 personas y en Bogotá, 10 años atrás se alcanzó la cifra de 3.000 personas quemadas. La cifra baja, pero sigue siendo muy preocupante.

Entre las causas de estas cifras se encuentran, especialmente, la falta de control por parte de los padres, la manipulación indebida, la curiosidad de los niños, el consumo de alcohol, la falta de amonestaciones más severas y la falta de compromiso y cultura ciudadana.

Para el sociólogo de la Universidad Nacional Fabián Sanabria, el problema radica en otro flagelo que afecta a la sociedad: el machismo asociado a la idea de “ser verraco”, “el que todo lo puede”.

“A pesar de que hay espectáculos de pólvora que de manera muy responsable organizan las alcaldías, no se contentan con eso y quieren sentirse como los ‘verraquitos’, como los ‘machitos’ del paseo. Hay una tendencia, una propensión ligada al machismo. Tiene que ver con el demostrar ser hombre, con el mostrar que esto lo puedo hacer y no necesito que los demás lo hagan”, explicó Sanabria.

Agregó que una evidencia de que el uso de la pólvora está vinculado estrechamente con la cuestión de género es que la mayoría de las víctimas son niños, así como que “uno jamás verá a una mamá entregándole pólvora a su hijo”.

Sin embargo, para Sanabria el problema de los quemados con pólvora no solo está ligado al machismo, también lo relaciona con el nivel de desarrollo de los países: “El uso de la pólvora en las festividades es un síndrome de país pobre. Eso no solamente es una cuestión de Colombia, lo encontramos en países sudafricanos subdesarrollados, en donde por más que se les prohíba la pólvora, la siguen usando”.

“Pienso que es un espectáculo subdesarrollado, es la manera como se alegran los pobres, es un fenómeno tercermundista”, calificó.

LA PÓLVORA SE TOMÓ A ANTIOQUIA, VALLE Y NARIÑO

Respecto a las altas cifras que se registraron en Antioquia, (95 menores y 93 adultos); Valle, (49 adultos y 47 niños) y Nariño, (15 menores y 31 adultos), Sanabria atribuyó estos datos a que en estas regiones hay un caracterizado arribismo social.

“Son las regiones en donde está la verraquera, el arribismo social, que lo puedo hacer por mí mismo, el ‘coroné’. Eso es típico de Antioquia y Valle. Es curioso que en la Costa han bajado los índices de quemados, aunque no sé si ha bajado el machismo”, puntualizó.

Por su parte, el secretario distrital de salud de Bogotá (e), Juan Eugenio Varela, señaló que como parte del arraigo cultural del país está vincular las celebraciones navideñas al consumo desmesurado de alcohol, al uso de la pólvora por parte de personas que no son expertas y, aún, entregarla a los menores de edad.

El director de Emergencias y Urgencias del Ministerio de Protección Social, Luis Fernando Correa, comentó que es cierto que el aspecto cultural es un factor que influye en el uso de la pólvora, como ocurre en Antioquia y Valle, pero que en otras regiones, como el Eje Cafetero, no es así, sino que allí existen otras variables para que haya quemados, como los accidentes y el uso imprudente de estos elementos pirotécnicos.

A todo ello se agrega el marco legal, pues mediante la Ley 670 del 30 de julio de 2001 se les dio autonomía a los alcaldes para que determinen si restringen o no el uso y comercialización de la pólvora en sus municipios.

¿QUÉ PASA CON LAS CAMPAÑAS?

Para el sociólogo Fabián Sanabria, la principal debilidad de las campañas adelantadas por el gobierno para erradicar el uso de la pólvora es que no atacan a la raíz del problema: eliminar de la cultura colombiana el concepto de “el verraco que todo lo puede”. “Un excelente eslogan sería: ‘Por más verraquito que usted sea: no juegue con fuego’, acompañado de la imagen de un hombre que represente al típico macho”, dijo.

Para el secretario Varela, el problema no es de las campañas, sino de la venta ilegal de pólvora, la cual es la principal fuente de quemados en el país y que es posible por la falta de una prohibición nacional al uso de elementos pirotécnicos: “Hasta que no exista una ley que prohíba en todo el territorio nacional la venta de pólvora, será muy difícil que las cifras bajen, dado que las ventas ilegales provienen de los municipios donde no existe restricción a la venta de estos artefactos. Hago un llamado al Congreso de la República para que viabilice este proyecto, que durante varios años se ha presentado, pero que nunca ha podido lograr aprobación”.

Para Correa, en tanto, ha llegado la hora de revisar los actuales mecanismos de prevención y de contemplar nuevas herramientas de tipo legal para tener opciones más precisas de prevención.

Los funcionarios coinciden en que para alcanzar el éxito en las campañas nacionales y locales es vital el compromiso ciudadano para lograr el cambio en el comportamiento. “Es necesario que las campañas sean entendidas, asimiladas y adoptadas como parte de su comportamiento”, indicó el funcionario del Ministerio de Protección.

EFECTOS POSITIVOS

Hace 17 años Bogotá era la ciudad con el mayor número de quemados en el país: 1.800 niños y 1.200 adultos en un solo año. Con el paso del tiempo y gracias a campañas como ‘Apaga la pólvora, enciende la vida’ de la Secretaría Distrital de Salud, se logró que los capitalinos asumieran una nueva actitud.

Según el secretario distrital de Salud (e) de Bogotá, Juan Eugenio Varela, la clave de esta notable reducción ha estado en la cultura ciudadana y en la autorregulación de la comunidad, que no permite el uso y la manipulación de la pólvora. Lo anterior, acompañado de la realización de espectáculos pirotécnicos masivos con todas las garantías de seguridad, que han hecho que la gente se abstenga de usarla, al conocer los graves peligros para la salud que esta representa.

Asimismo, señaló que fue contundente la fuerte campaña de comunicaciones que se adelantó en la ciudad, el proceso de sensibilización a la comunidad a través de los equipos de ‘salud a su casa’ y, en tercer lugar, el control de la policía metropolitana, que multiplicó los decomisos de mercancía ilegal.

Por su parte, Sanabria también recordó que la reducción en las cifras fue posible gracias a la gestión de las campañas implementadas durante los mandatos en la Alcaldía de Antanas Mockus, Enrique Peñalosa y Lucho Garzón, quienes se preocuparon por generar un cambio cultural que les permitió a los bogotanos pensar en una Navidad sin pólvora.

DATO:

De acuerdo con el alcalde encargado de Bogotá, Héctor Zambrano, al referirse a los casos reportados durante las pasadas festividades, las localidades en las que hubo quemados fueron: Suba, Santa Fe, Ciudad Bolívar, Bosa, Usaquén, Usme, San Cristóbal y Tunjuelito
Fuente: El Universal de Colombia: http://www.eluniversal.com.co/cartagena/nacional/en-la-lucha-contra-la-p%C3%B3lvora-seguimos-perdiendo-3418

No hay comentarios: